En el mercado hay un gran número de tipos de gafas, en función del tipo de lente, el material empleado para su fabricación, el diseño, la calidad…  por lo que es interesante clasificar el tipo de lentes y monturas del que somos especialistas en Zocóptica.

Las gafas se emplean por motivos muy diversos, desde las típicas gafas de sol para el verano, corregir algún defecto visual e incluso por estética. Lo más habitual es que se usen para corregir problemas de vista, como la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía y a partir de los 40 años la vista cansada Presbicia).

Tipos de cristales

Cada una de estas gafas tiene un cristal distinto, con el tipo de graduación diferente para cada persona y necesidad. Además, el tipo de cristal se clasifica por el tipo de material con el que se elaboran.

  • Minerales, son un tipo de cristal que resiste muy bien a los rayones. Por el contrario, son más pesadas y se rompen con facilidad cuando se les da un golpe.
  • Orgánicos, son un tipo de cristal que pesa poco y resiste bien los golpes. Otra de las ventajas de este tipo de cristal es que se adapta muy bien a todo tipo de monturas, al contrario de lo que ocurre con los cristales minerales. Uno de los problemas de este tipo de cristal es que se raya con más facilidad, por lo que hay que tener especial cuidado con ellas a la hora de limpiarlas.
  • Cristales de policarbonato, este otro tipo de lente tiene las ventajas de las anteriores y ninguna de sus desventajas. Es un cristal que pesa poco, no se raya con facilidad y resiste bien los golpes.

Clases de montura

En el mercado existe una gran variedad de monturas, todas con un diseño original y fabricadas de materiales muy diversos. Lo más común son las gafas de metal o de pasta.

Esto no quiere decir que no puedas encontrar gafas de madera, con acabado de terciopelo… y con una gran variedad de colores. Las gafas de metal, en su mayoría están fabricadas de acero y otras clases o tipos de aleación.

Las más resistentes suelen ser las gafas de pasta, seguida de las gafas metálicas. Por diseño, hay gafas que llevan los cristales al aire (sin marco). Este tipo de gafas son más delicadas, pero a cambio ofrecen la sensación de no llevar gafas. Una opción intermedia son las monturas con la parte inferior al aire, donde las lentes van sujetas con hilo de nylon.

Gafas para la presbicia

El principal motivo por el que llevar gafas es para corregir defectos en la visión. En la mayoría de los casos, es la miopía la causa por la que decidimos empezar a usarlas. También se pueden necesitar por motivos de astigmatismo e hipermetropía, e incluso una combinación de ambas.

Con la edad, ya pasando los 40 años, es habitual que quien usa gafas empiece a tener problemas de enfoque, por lo que se sigue viendo bien de lejos y ya no tanto de cerca. En estos casos recomendamos las lentes progresivas.

Las gafas progresivas llevan unas lentes que tienen distinto tipo de graduación a lo largo de la altura del cristal. Es aquí donde Zocóptica se especializa con las lentes de última generación Varilux.

También te puede interesar...

Gafas deportivas Hay muchos factores que se deben tener en cuenta a la hora de elegir unas gafas. Lo primero, sin duda, es consultar con el profesional todas las dudas...
Gafas para niños Desde los 6 a los 12 años se produce la madurez del sistema visual en los niños. Cuando el niño no posee una correcta visión puede afectar a su capaci...